Relectura

Relectura y revisión del documento

Relectores profesionales a su servicio

El relector efectúa una validación lingüística y/o técnica y aporta las correcciones necesarias verificando al mismo tiempo que no haya problemas importantes, según la siguiente lista:

  • el texto de llegada entregado está completo (no se autorizan ninguna omisión ni ninguna adición),
  • el texto de llegada traduce el texto fuente de forma fiel, precisa y coherente,
  • se han verificado y se citan correctamente las referencias a documentos ya publicados,
  • la terminología y el vocabulario utilizados son coherentes en todo el texto y corresponden a los documentos de referencia,
  • la claridad y el registro del texto de llegada han sido objeto de una atención suficiente,
  • el texto de llegada está libre de errores desde el punto de vista de la sintaxis, de la ortografía, de la puntuación o de la tipografía y de cualquier otro error gramatical,
  • se conserva la puesta en forma del original (dado el caso, incluyendo códigos y balizas),
  • la compaginación de los textos traducidos corresponde a la maqueta inicial preexistente,
  • se ha considerado toda instrucción particular eventualmente dada por el cliente.

El papel del relector-experto consiste en efectuar una relectura especializada unilingüe para evaluar la adecuación de la traducción al objeto convenido y recomendar las medidas correctivas.

Nota: La relectura-peritaje puede consistir en una evaluación del respeto de las convenciones del dominio concernido.

Control de calidad antes de la entrega

El jefe de proyecto verifica que la prestación de servicio satisface las demandas del cliente, a saber:

  • se han integrado efectivamente las correcciones solicitadas,
  • la compaginación es correcta (encabezados, pies de páginas, índice, sumario, gráficos, etc.),
  • se han resuelto los problemas y preguntas en espera,
  • los archivos están completos y sin virus.